Calderas estancas o de condensación ¿cuál es la mejor para tu hogar?

La calefacción en los hogares es esencial, debido a que a través de ella es posible mantener un ambiente confortable. Actualmente, la elección de este equipo requiere de un análisis detallado y minucioso; ya que se deben respetar factores como la economía, ahorro de energía, contaminación, eficiencia energética, entre otros. Sin embargo, ahora es posible encontrar una gran variedad de equipos para el hogar, de los que puedes elegir el mejor para el tuyo.

En este artículo, te queremos contar todo sobre las calderas estancas y las de condensación. Estas son las más cotizadas, debido a que son muy novedosas y compiten entre ellas para demostrar su eficiencia. De esta manera, te sugerimos seguir con la lectura, pues indudablemente te serán de gran utilidad.

 

Calderas estancas y calderas de condensación

Para determinar cuál de los dos tipos de calderas es el mejor y el que más encaja con tu hogar; es importante que sepas cómo trabaja cada una. Por este motivo, empezaremos dándote una definición de ellas.

  • Calderas estancas. La cámara de combustión está sellada a la perfección. De esta manera, es absolutamente autónoma al área donde se halla la caldera. En tal sentido, el aire necesario para generar la combustión, se extrae por un tubo que se conecta al exterior; estando este en dirección contraria individual o concéntrica al de la expulsión de gases. Debido a que requiere un ventilador para aspirar y para expulsar los vapores, las hace más seguras y limpias. De modo que es posible evitar las fugas tóxicas hacia las habitaciones; y el viento o lluvia no influyen en su funcionamiento.
  • De condensación. Trabajan con gas, aprovechando el calor producido al enfriar los vapores del agua existentes en el humo de la combustión. Este calor antes desperdiciado, la caldera lo reutiliza para precalentar el agua que vuelve del ciclo de calefacción más fría; terminando de calentarse en el quemador, por lo que requiere menos gas para trabajar bien.

 

¿Cuál es mejor en rendimiento?

Para finalizar, te daremos unos datos que te llevarán a tomar la decisión más acertada para tu hogar. Estos están basados en el rendimiento energético de ambas calderas, lo cual influye directamente sobre los precios y el ahorro. En tal sentido, las de estanca, tienen un rendimiento estimado entre el 90 y 95% sobre el Poder Calorífico Interior; mientras que las de condensación, alcanzan niveles de hasta el 105%. Esto es porque, usan menos combustible y aprovechan la energía desprendida de los vapores de agua. De esta manera, el  mayor rendimiento energético significa un considerable ahorro en tus finanzas al mismo tiempo que ayudas al medio ambiente.

[ads_post_related]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

[ads_post_bottom]