Comer en familia es más saludable

Mantener una dieta sana y equilibrada es saludable, pero si a ello le sumas comer en familia, los beneficios pueden incrementar notablemente. La reconocida dieta mediterránea que hace énfasis en los patrones saludables de alimentación. Además, recomienda conversar y compartir con la familia mientras se disfruta de la comida.

En diversas ocasiones hemos escuchado la célebre frase: “la familia que come unida permanece unida”. Y eso es muy cierto según un estudio publicado recientemente en “Obesity Research & Clinical Practice”.

Dicha investigación reafirmó que es valioso comer en familia. Ya que observaron a partir de los resultados que las personas que comieron solo por lo menos dos veces al día, tenían más posibilidades de padecer obesidad, sobre todo los hombres. Además, aumentaban las probabilidades de tener alta presión arterial, colesterol alto y hasta prediabetes. Esto en comparación con las personas que si comían en familia.

Desafortunadamente, en la actualidad los hábitos alimentarios de la sociedad han cambiado, y ahí se evidencia la pérdida de la costumbre de comer en familia. Pero eso debe cambiar, ya que además de ser beneficioso para la salud, es primordial que los hábitos alimentarios que se adquieren desde la infancia, se mantengan y jueguen un papel muy especial en el día a día.

 

Formación de buenos hábitos

Además de ser saludable, comer en familia también desencadena otras ventajas a nivel personal de cada uno de los integrantes. En primer lugar, acostumbrarse a ello, ayuda a moldear hábitos más salubres en los más pequeños de la casa. Y es que comer en casa, permite aprender a formar un plato balanceado, a preferir estos alimentos y a controlar las porciones que se ingieren.

Otro punto significativo de la formación de buenos hábitos es que comer en casa permite aprovechar y aprender técnicas para cocinar. Sobre todo para los adolescentes que tienen que ir adquiriendo estos conocimientos o están apunto de vivir por su cuenta.

También los psicólogos advierten que comer en familia permite desarrollar buenos comportamientos y proteger el bienestar de cada uno de los integrantes de la misma. Todo esto porque se comparte tiempo con frecuencia diariamente.

 

Las razones más importantes para comer en familia

  • Desarrolla la interacción social y una buena convivencia.
  • Promueve una transmisión oportuna de hábitos y cultura.
  • Fomenta vínculos de afecto en los familiares.
  • Previene notablemente la obesidad en niños y jóvenes.
  • Permite abordar y suprimir la obesidad infantil.
  • Integra una mejor calidad del patrón de alimentación.
  • Puede evitar los comportamientos de riesgo en adolescentes y/o trastornos alimentarios como la bulimia o anorexia.

[ads_post_related]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

[ads_post_bottom]