¿Cómo conciliar la lactancia con el trabajo?

La lactancia materna es el momento más maravilloso de una madre. Sin embargo, son varios los problemas y preocupaciones que te puede ocasionar. En este sentido, el inconveniente más importante resulta ser el conciliar la lactancia con el trabajo. Además de eso, se unen los sentimientos encontrados, en compañía de la depresión después del parto.

 

Consejos a seguir

Aunque la formación y la maternidad son importantes, también es primordial el planificarte para conciliar la lactancia con el trabajo. Por este motivo, te brindamos una serie de recomendaciones que serán de gran utilidad.

  • Darle el pecho a tu bebé antes de salir al trabajo y al retornar. Mientras tanto, dejas a cargo a la persona que lo cuidará para que lo alimente con biberones con tu leche. Este procedimiento, consiste en sacarte la leche y conservarla en el frigorífico con días de antelación. De esta manera, estarás preparada en caso de alguna emergencia.
  • Debes congelar la leche en envases o bolsas separadas, anotando la fecha y hora que fue extraída. Así le darás, las fechas más antiguas, y reservarás las nuevas para la próxima toma.
  • Al regresar del trabajo alimenta a tu bebé con tu pecho. Ya que de esta manera, garantizamos que la obtención de leche no se interrumpa.
  • Antes de la fecha que tengas previsto regresar a trabajar, debes perfeccionar el uso del sacaleches. Así estarás acostumbrada a su función.
  • Trata de volver a empezar dos días previos al fin de semana. Con esto lograrás que la adaptación del bebé, y la tuya sea más rápida.
  • Existen otras opciones durante el día, como lo son reducir la jornada laboral, que te lleven el bebé al trabajo, entre otras.

 

¿Cuál será la opción correcta?

No podemos decirte que exista o no una opción correcta para conciliar la lactancia con el trabajo. Sin embargo, algunas madres suelen darse un tiempo en su vida profesional, para dedicarse exclusivamente a su bebé. Mientras tanto, otras no se quieren despegar de lo que con tanto esfuerzo han logrado. Por ende, optan por pedir un horario más flexible que les permita desempeñar ambos roles.

Sin embargo, ciertos psicólogos afirman que cada mujer debe elegir lo que la haga sentir mejor con ella misma. Una decisión, que aunque muchos la vean como fácil;  implica elegir entre lo que han construido durante años, y el bienestar del ser que más aman. Por esta razón, es importante que no te atormenten los comentarios malintencionados. De este modo decidirás lo que mejor te convenga entre trabajar o quedarte en casa.

[ads_post_related]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

[ads_post_bottom]